Retención

La retención casi se puede considerar como lo opuesto de la incontinencia. En este caso, el problema consiste en el vaciado incompleto de la vejiga o problemas de vaciado en general. La incapacidad para vaciar totalmente la vejiga puede tener muchas causas, que se dividen generalmente en retención urinaria aguda y retención urinaria crónica.

Retención urinaria aguda

La incapacidad repentina de orinar suele ser sintomática de otra condición que requiere tratamiento. Puede estar ocasionada por obstrucciones en la vejiga o en la uretra (el conducto que permite que la orina salga de la vejiga al exterior del cuerpo), por una interrupción de información sensorial en el sistema nervioso (por ejemplo, lesión en algún nervio o en la médula espinal) o por la inflamación de la vejiga (por ejemplo, retrasando la micción durante un largo período de tiempo). Además de una evidente y repentina incapacidad para vaciar la vejiga, las personas con retención urinaria aguda suelen experimentar una distensión del abdomen.

Las complicaciones de la retención urinaria no tratada pueden ser daños en la vejiga e insuficiencia renal crónica. El tratamiento consiste en vaciar la vejiga de orina con sondaje intermitente junto con el tratamiento de la causa subyacente.

Introduction to CIC

Introduction to CIC


M An Introduction To CIC Play Button
 
 
Pasos que debes seguir para evitar infecciones del tracto urinario (ITU)
 

¿Cómo se puede ser incontinente cuando mi problema es la retención?

 
048